Cómo preparar tu autocaravana para el verano

28 de Abril de 2019

¡El verano y las ganas de subirse a la autocaravana a devorar la carretera siempre llegan a la vez! Sin embargo, que la euforia no te impida concentrarte sobre lo que es de verdad importante: preparar tu autocaravana para el verano. Muchas personas cometen el error de, simplemente, lanzarse a la carretera en su autocaravana cuando llega el verano. Desde luego, todos tenemos ganas de hacer esto cuando el buen tiempo asoma y la carretera parece estar diciéndonos “ven, recórreme”. Sin embargo, es fundamental preparar con detenimiento nuestra autocaravana antes de irnos de viaje y así librarnos de todas las amenazas… ¡Como los mosquitos! Sin duda, los mosquitos son los indeseables acompañantes que tenemos que soportar cada verano y, cuando nos vamos con la autocaravana, también. Por eso, lo más juicioso es preparar nuestra autocaravana con mosquiteras e instalarlas en aquellas ventanas o puertas que vayan a estar abiertas durante las noches. Una buena mosquitera a tiempo puede evitarnos cantidad de picaduras y ese horrible zumbido en las orejas que no nos deja dormir.



Tu autocaravana: preparada para el verano



Además de los mosquitos, en verano otro que siempre viene es el calor. Si quieres que tu autocaravana esté totalmente preparada para el verano, lo mejor será que tomes medidas para luchar contra él. Tener el aire acondicionado encendido todo el tiempo es una opción muy costosa y poco ecológica. ¿Qué hacer entonces? Un aparato de extracción solar puede ser tu gran aliado contra el calor ya que te permitirá hacer que la temperatura dentro de la autocaravana sea algo más agradable. ¿Y la nevera? Desde luego, si tenemos intención de cocinar, tener un lugar refrigerado puede ser de lo más vital. Sin embargo, durante los meses de verano la nevera es doblemente útil: Para guardar alimentos que deben conservarse y, también, para poder tener en ella bebidas frías con las que hidratarnos. Refrescos, agua, cerveza sin alcohol (o con él si no conducimos) pueden ser buenas opciones para hidratarnos. ¡La presión de los neumáticos! Y es que no todos los consejos para tu autocaravana en verano van encaminados a mejorar la habitabilidad. Otra cosa que tenemos que tener en cuenta es que una autocaravana no deja de ser un vehículo con ruedas y, en consecuencia, debe ser adaptado para circular en las condiciones de verano: verifica la presión de los neumáticos en la gasolinera antes de emprender el viaje o, mejor aún, ¡Ponle neumáticos de verano! Por último un consejo que es válido tanto para el verano como para el invierno: comprueba que todo funcione correctamente. No hay nada peor que descubrir una vez en nuestro destino que algo no funciona y que ese algo es extremadamente importante para nuestra estancia allí. Así que, si puedes permitírtelo, haz un repaso y una puesta a punto general del habitáculo de conducción y de la zona de vivienda. Con este repaso no te dejarás ningún cabo suelto y podrás disfrutar como nunca del verano y la carretera.