Viaje en autocaravana a la muralla de Adriano, la gran muralla europea

Viaje en autocaravana a la muralla de Adriano, la gran muralla europea

Mandada a construir por el fuerte emperador romano, fue la gran muralla europea en los primeros siglos de nuestra era. Marcaba los límites del Imperio y defendía Britannia de las tribus escocesas. Hoy, sus restos son un buen y verde reclamo para visitar en autocaravana.

Salvando las distancias, Europa también puede presumir de tener su propia gran muralla, aunque muchísimo menos extensa y fastuosa que la Gran muralla China, aunque de destacadas dimensiones. Se trata de la muralla de Adriano, el monumento antiguo más grande del norte de Europa y toda una proeza de la ingeniera romana. ¿Por qué no visitarla en tu próximo viaje en autocaravana?

Levantada entre los años 122 y 132 de nuestra era, su función era meramente defensiva y fue mandada a construir por el emperador romano Adriano con el objetivo de defender el territorio británico de las rudas tribus procedentes de Escocia. La muralla de Adriano también perseguía traer la paz y la calma económica a la provincia romana de Britannia, situada el sur de dicho muro, marcando así la frontera del gran Imperio romano en el norte del continente.

Alquilar una autocaravana para visitar el norte de Inglaterra

Hoy en día, sus restos son todo un lugar de peregrinaje para los turistas y más, cuando estas murallas de Adriano se encuentran en uno de los más bellos y naturales paisajes de todo Reino Unido, el norte de Inglaterra, una región repleta de turistas en autocaravana dispuestos a sorprenderse con el entorno.

Patrimonio de la Humanidad desde 1987, anteriormente marcaba un extremo de los límites del Imperio que se extendían a lo largo de 5000 km desde la costa atlántica del norte de Inglaterra, atravesaba Europa, llegaba al Mar Negro y continuaba en el Mar Rojo y África hasta llegar al Atlántico.

Actualmente solo subsisten algunos tramos de esta muralla de grandes piedras, ya que muchas de éstas fueron usadas para hacer otras construcciones por toda Inglaterra. Se conservan 117 km, que van desde el golfo de Solway, en el oeste, hasta el estuario del río Tyne en el este, entre Newcastle y Wigton. Una ocasión ideal para recorrerla a bordo de tu autocaravana.

Con un grosor de hasta 3 metros y una altura que en algunos puntos rozaba los 5 metros, contaba también con 14 fuertes principales y 80 fortines, así como un foso y un camino militar. En la actualidad, el área mejor conservada es su tramo central, al noroeste de Hexham (Northumberland), que abarca los fuertes de Housesteads, Chesters y Vindolanda, donde se encuentra un museo con una gran colección de objetos de la época. Los fuertes de South Shields, en el este, y Birdoswald, en el oeste, son otros que merecen la pena ser visitados.

Su fin lo marcó también la decadencia del propio Imperio y la muralla de Adriano fue abandonada para siempre alrededor del año 383.

Share this post