Viaje en autocaravana a Cáceres, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Viaje en autocaravana a Cáceres, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Esta importante ciudad de Extremadura se caracteriza por sus numerosos monumentos arquitectónicos dignos de visitar en una ruta en autocaravana así como una ciudad vieja  catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su rica gastronomía y su potente vida cultural, con el teatro como principal corriente artística, colocan más que nunca a esta provincia que mira al futuro con todas sus armas.

Levantada sobre los cimientos de la antigua provincia romana de Lusitania, Cáceres ha hecho de su entorno natural, su historia y su gastronomía algunos de los puntos más importantes por los que merece la pena ser visitada al alquilar una autocaravana. Con una ciudad vieja declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO hace ya algunas décadas,  su enclave estratégico entre España y Portugal, de la cual apenas dista 30 minutos en coche, la han hecho merecedora de importantes vestigios arquitectónicos de un glorioso pasado que alimentan un turismo cultural y activo durante buena parte del año acompañado siempre, eso di, de un agradable y estable clima.

Casi 95.000 personas viven en esta ciudad, capital de la comunidad autónoma de Extremadura y donde reside hasta el 23% del total de habitantes que copan toda la región. Y es que planear un recorrido en autocaravana por Cáceres es dejarse deslumbrar por monumentos, muchos de ellos religiosos, bien conservados y con siglos de antigüedad a sus espaldas. La concatedral de Santa María es la más famosa pero tras ellas otras iglesias orgullo de los cacereños como la del beato Marcelo Spinola, Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Nuestra Señora de Guadalupe, San Juan Bautista, la iglesia de Santiago, la de la Sagrada Familia, San Blas, San José, San Mateo, San Juan Macías, San Pedro Alcántara, Santo Domingo, San Pablo o el fastuoso convento de Santa Clara.

Pero, sin duda, lo que también destaca recorriendo las calles de la ciudad es la docena de palacios señoriales, algunos conservados desde la Edad Media, como por ejemplo el de los Golfines de Abajo, las Veletas, el Episcopal, el de la Isla o el de Francisco Godoy, aparte de casas famosas como las de Lorenzo de Ulloa, Becerra, de los caballos o de los Solís, imágenes de un pasado de caballeros y nobles que suspiraban por los encantos de esta tierra. ¿Te animas a venir en autocaravana?

Un tour por Cáceres en autocaravana

También destacan sus arcos como los de Santa Ana, Parque del Príncipe o Paseo Alto o la Puerta de Coria, y sus torres como la del Rey, de Carvajal, la Albarrana, del Horno, la del Bujaco o de los Pozos, que ponen en evidencia el carácter defensivo y militar que siempre ha envuelto esta ciudad hasta tiempos no muy lejanos. La muralla romana, el Palacio de la Audiencia del siglo XVIII, la plaza de toros, la antigua judería, el foro de los Balbos, la Plaza Mayor y emblemáticas plazas como la de Santa María, San Mateo o San Jorge son otros lugares de interés que merece la pena en toda escapa a Cáceres que se precie. Al igual que sus impresionantes espacios naturales que recorrer en autocaravana como el Embalse de Arrocampo, Los Barruecos, Las Villuercas, Talaván, el Parque Nacional de Monfragüe, Sierra de las Villuercas, la Cueva de Castañar de Ibor y la famosa Reserva natural Garganta de los Infiernos.

Cáceres es pasado pero también presente y futuro, donde la Universidad de Extremadura ha logrado revitalizar toda la comunidad convirtiéndose en una de las de más prestigio de la zona sur de la Península Ibérica. Un gran ambiente juvenil que ha venido unido a unas interesantes propuestas culturales y de ocio que hacen de ésta región una buena alternativa a tener en cuenta.

Programaciones en sus innumerables teatros, como el del Gran Teatro de Cáceres, su infinidad de festivales -también de música y danza- y su amor por el arte, han situado a Cáceres en un lugar destacado en el teatro clásico español y son cada vez más las compañías que se trasladan a Cáceres debido a su amor por este arte tan pasional y directo. ¡Planea un viaje cultural en autocaravana! Eso sin olvidar, su Semana Santa y sus innumerables romerías. En el plano económico, ésta se basa en factores como la alimentación, el caucho, la cerámica o el sector textil y su vida deportiva es también llamativa en toda Extremadura.

¿Y de qué hablamos cuándo nos referimos a la gastronomía de Cáceres? La huerta extremeña y sus cerezas son reconocidas por toda España. Y entre sus platos el cuchifrito con carne de cordero, bacalao en salazón, chanfaina, las pringadas de chorizo, gazpachos, cazuelas extremeñas, sopas de tomates, frite, cabrito, liebre en salsa negra, huevos con chorizo, buñuelos de cebolla o migas, entre otros muchos. De postre, mandan los bollos de chicharrones, crema frita, flores extremeñas y los buñuelos de viento. Y, por supuesto, sus vinos, Denominación de Origen como Marqués de Cáceres o Ribera del Guadiana. Para probar estas verdaderas delicias para el paladar restaurantes como Torre de Sande, Restaurante Atrio, El Figón, Vinacoteca Oquendo, Restaurante La Tahona, Castillo de Arguijuela, Restaurante Big House y el popular Café – Bar Adarve, entre los más concurridos, ofrecen la típica y nutritiva comida cacereña.

 

 

 

 

 

Share this post