Nochevieja en autocaravana

Nochevieja en autocaravana

Estas Navidades hemos decidido pasar unos días en autocaravana.

Tras tres días seguidos de comer, comer, comer, … y hablar, hablar, .. (es Navidad) nuestros sentidos están saturados por lo que hemos decidido hacer del Año Nuevo una experiencia nueva. El despertar del 1 de enero de 2010 tiene que ser en un sitio idílico. Vamos a empezar el Año Nuevo, ese en el que depositamos tanta confianza, de una forma diferente. Mi mujer, mis hijos y yo, no muy dados a grandes aventuras, pero sí hartos de esta típica Navidad, necesitamos desintoxicarnos de de lo cotidiano y dar rienda suelta a valores como naturaleza, belleza, tranquilidad, familia, libertad.


Alquilamos una autocaravana y nos iremos a esas playas del Cabo de Gata, o a ese Valle de Biescas, veremos una ciudad monumental como Toledo o nos sumergiremos en el encanto navideño de Paris. ¿Qué bonito despertar el 1 de enero frente a la Playa “Los Genoveses” en Almería, o con el frío de las mañanas pirenaicas ver los primeros rayos de sol sobre las cumbres nevadas del “Monte Perdido”?

En esta ocasión hemos escogido París en autocaravana, y es que no hemos podido soportar la tentación de pasar la Noche de Fin de Año bajo la Torre Eiffel, pasear sus calles adornadas de Navidad y despertar el 1 de Enero junto al Sena.

Y como el puente es largo, todavía tenemos un par de días para visitar Eurodisney. Mis hijos ya están nerviosos y es que no es para menos: la diversión del viaje en autocaravana, la Nochevieja en París y la magia de Eurodisney.

    

Share this post