En autocaravana a Tropea, la ciudad que se sostiene sobre una roca

En autocaravana a Tropea, la ciudad que se sostiene sobre una roca

Arrancamos nuestra caravana y nos trasladamos a la región de Calabria. En Tropea sus casas se han levantado sobre una roca de 50 metros de altura. Un enorme acantilado, la iglesia de Santa María de la Isla y sus largas y blancas playas la confieren como uno de los rincones más bellos del sur de Italia.

Cuentan los vecinos del lugar que cuando las aguas del mar Tirreno se vuelven bravas, las olas que chocan contra su acantilado llegan a alcanzar varios metros de altura. Un espectáculo tan vistoso como alucinante pero que se trata solo de uno de los muchos atractivos de los que puede presumir este bonito y turístico municipio llamado Tropea. ¿Te animas a visitarla en autocaravana?

Primero debes ir a la provincia de Vivo Valentia, en la región de Calabria en plena punta del tacón de Italia, Tropea se alza sobre una inmensa roca desde donde se vislumbra todo el mar y que separa en 50 metros, las casas de sus más de seis mil vecinos de la fina arena blanca de sus playas, calificadas por publicaciones como el Sunday Times como unas de las 20 más bellas de toda Europa.

Un viaje en autocaravana por el sur de Italia

Fundada cinco siglos antes del nacimiento de la mismísima Roma bajo el nombre de Portercole, según la leyenda sus orígenes están vinculados al mítico Hércules que cruzó una cruda batalla en estas tierras para liberar a Calabria del dominio de los gigantes. Otros, otorgan al político Publio Cornelio Escipión Africano, general en la Segunda Guerra Púnica, el título de auténtico fundador de Tropea. Después de la conquista de Cartago, llegó a las costas de este municipio y decidió nombrar con este vocablo, derivado de la palabra trofeo en latín, como un regalo y homenaje a los dioses.

Romanos, bizantinos y normandos, entre otros, han dejado su huella en cada uno de los rincones de Tropea, también conocido por sus importantes yacimientos arqueológicos. En la antigüedad, no solo su gran altura en lo alto de la gran roca protegía a sus habitantes, también sus altas murallas que lo rodeaban, su puente levadizo y los fuertes encontrados desde donde vigilar la llegada de las galeras que osaban amarrar en su costa.

A partir de la década de los 50 y, sobre todo, en los años 60, la fama de este municipio empezó a destacar entre la aristocracia italiana. Pese a un considerable declive en los años 80, Tropea recuperó con la llegada del nuevo milenio una posición turística basada en la excelente fotografía que proporcionan sus largas playas y su enorme roca, la auténtica protagonista en la historia de este municipio. Ideal para tu próxima escapada en autocaravana.

La emblemática plaza de Ercole, la Porta Nuova sobre la calle Gallupi, sus innumerables palacios con varios siglos de antigüedad, la cercanía a las no menos bellas islas Eolias y al misterioso volcán Stromboli y, sobre todo, la mítica iglesia de Santa María de la Isla, en un trozo de roca  inmerso en el mar de frente al municipio y a donde se llega mediante un pequeño camino, son alguno de los innumerables atractivos turísticos de Tropea. Su playa y su gastronomía, con una famosa cebolla autóctona, completan para el turista una auténtica sorpresa en autocaravana en el sur de Italia.

Share this post